Edifico Arquitectura convierte un hotel en Vigo en el primer plurifamiliar Passivhaus de Galicia

edifico 2

El histórico Hotel Galicia, situado en el centro de la ciudad de Vigo, ha sido rehabilitado por el estudio de arquitectura bajo estrategias de sostenibilidad consiguiendo una reducción importante de la demanda energética y reduciendo la huella ecológica. Los recuperadores elegidos para realizar la ventilación mecánica son los modelos Zehnder ComfoAir Q350 y Zehnder ComfoAir Q450.

El proyecto, llevado a cabo por el estudio Edifico Arquitectura, ha consistido en la rehabilitación del antiguo hotel Galicia de la ciudad de Vigo, del cual se ha conservado la característica estrechez de su estructura. En su interior, se han proyectado ocho viviendas de lujo: tres de 226 m², cuatro de 166m² y una de más de 320m²; además de un aparcamiento semiautomático en su planta baja y un trastero por cada en el planta sótano.

El estudio ha optado por una rehabilitación sostenible y eficiente especialmente cuidadosa con la hermeticidad y la calidad de aire interior. De este modo, el edificio se ha convertido en el primer plurifamiliar de Galicia en conseguir la certificación Passivhaus.

El diseño del edificio, la elección de materiales y elementos, así como un estudio previo de la incidencia solar sobre el conjunto ha conseguido una demanda de calefacción de 12kWh/m2a y de refrigeración de 5kWh/m2a, según cálculos realizados para la certificación Passivhaus.

Las viviendas cuentan con una clara división entre la zona de día y la zona de noche, la primera aprovecha la entrada de luz natural de la fachada principal orientada a oeste y se separa de la segunda por un patio interior que proporciona refrigeración natural en los meses más calurosos.

Los diferentes listonados potencian la estrechez del edificio convirtiéndola en el hilo conductor de proyecto que encontramos en la fachada, la zona del vestíbulo/entrada y la escalera.

Todo el listonado de madera es de pinus sylvestris, tratado con un lasur incoloro, y las escaleras de la entrada son de CLT de picea abies. Los parasoles de la fachada se han fabricado en madera termotratada de pinus sylvestris y evitan el sobrecalentamiento de la vivienda durante los meses calurosos, a la vez que ofrecen protección contra el frío y la lluvia.

La madera dialoga con el hormigón en los puntos clave del proyecto, este último material se ha utilizado en la entrada de las viviendas y del garaje y se trata de una viga de tecleo estructural que une los 1300m de micropilotes que se realizaron para reforzar la cimentación.

Estrategias de sostenibilidad aplicadas asociadas a los principios Passivhaus

 Aislamiento

El aislamiento hacia la fachada oeste se conforma de 11cm de lana de roca de alta densidad sobre una fábrica de termoarcilla (14) con un acabado granítico; la fachada este-norte se aísla con 10cm de espesor del mismo material con un sistema SATE; y las medianeras con 8cm. Todo este aislante se ha dejando las juntas verticales intercaladas. Las terrazas se componen de 15cm de poliestireno extruido XPS.

Hermeticidad

En las casas pasivas esta entrada de aire por la envolvente se produce de una forma reducida y controlada, lo que equivale a que las pérdidas por infiltraciones se reduzcan al mínimo. En este proyecto, la hermeticidad se ha resuelto casi en su totalidad con un enfoscado de yeso de 15mm y cintas herméticas en los sitios más críticos.

Carpinterías

Las ventanas tienen el certificado del Passive House Institute, compuestas de PVC con recubrimiento de aluminio, triple vidrio con un valor de Uf=1,05W/m2K y una g=0,59.

Ventilación

La ventilación mecánica controlada con recuperación de calor es un sistema formado por dos circuitos: uno de entrada de aire fresco exterior en todas las estancias secas y otro de salida de aire viciado interior en todas las estancias húmedas. Los recuperadores elegidos de Zehnder para realizar la ventilación mecánica son los modelos Zehnder ComfoAir Q350 y Zehnder ComfoAir Q450, certificados con una eficiencia del 85% situado en la zona de lavaderos. Para Galicia, este tipo de ventilación es un valor añadido puesto que al estar ventilada 24 horas al día, el gas radón está totalmente controlado.

Puentes térmicos

Un puente térmico se comporta en un edificio como un agujero en un cubo de agua: aumenta el flujo de calor entre el interior y el exterior, del mismo modo que el agua se derrama a través del agujero del cubo. En los edificios pasivos se controla de forma estricta la eliminación de los puentes térmicos, en este caso han sido rigurosamente estudiados y calculados para evaluar la consiguiente pérdida de kW. 

 edifico 1

edifico 3

edifico 4

edifico 5

edifico 6

Nombre del proyecto: Colón 11

Equipo: Edifico Arquitectura

Arquitecto: Leonardo Llamas Álvarez

Colaboradores: Rubén Domínguez Villanueva y María Pérez Oliver

Ingeniería Estructural: Emmacosa

Ingeniería de instalaciones: Hume Ingeniería, Exinor

Certificados Passivhaus: Energiehaus

Web: www.edifico.es

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ubicación: Vigo, Pontevedra.

Fecha: 2019

Superficie: 2.273 m2

Productos:  Zehnder (ComfoAir Q350 y ComfoAir Q450), Rockwool, Finstral, Saunier Duval, Enor y Klaus.

Constructora: San José

Fotografía: Carlos R. Prieto

 


© Todos los derechos reservados  |  Vía Quatro Comunicación S.L  |  GRUPO VÍA  |  2018